Mis emociones desde Nueva York

El post que tenia programado para hoy, ha desparecido no se porqué.

Aunque esto ahora es solo una excusa para deciros parte de lo que tengo en mente.

Mi primer paseo por la ciudad, con un nudo en la garganta, las lagrimas desfilando a su antojo y con ganas mil de ponerme a llorar tranquilamente en algun rincon de esta ciudad.


Ayer me veia un reportaje de economia que emiten en mi comunidad autonomica. Hablaban de como han cambiado los habitos de consumo debido a la crisis, la gente ya no compra por prestaciones, sino por emociones. Las compras son muy seleccionadas y esperan que aquello que consumen, les aporten algo más.

Eso era justamente lo que me ha sucedido cuando he puesto el primer pie en la calle, y sobre todo, cuando he entrado en Central Park. No es la ropa que puedes comprar en las tiendas, ni las cupcakes que te puedes comer, ni tan siquiera las obras de teatro que puedes ver, esta ciudad es mucho más.

Recibes de ella muchisimas sensaciones solo por el mero hecho de pasearte, sin necesidad de nada mas.

Se que en la distancia todo se ve diferente, pero te da mucho que pensar. Este miedo que ahora tenemos la mayoría en el cuerpo por la situación que el país esta pasando, se me ha ido en un plis.

La realidad es que necesitamos mucho menos de lo que pensamos, y a mi esta ciudad, me llena mi cupo de felicidad.

Siempre lo digo, seguro que lo recordáis, hay un frase que me dijeron una vez y que no se me olvidado jamas «los sueños son sueños hasta que se cumplen». En mi, jamas se ha cumplido esta frase.

Estoy aquí como si fuera la primera vez que la piso, es mas, después de 10 años, me emociona de igual manera o mas, que la primera vez. Tengo unas ganas infinitas de llorar ahora mismo, espero se me pase pronto, porque es incomodo estar rodeado de gente y aguantar el lloro.

En fin, menuda parrafada os he metido, solo queria contaros lo que sentia, asi sin mas, porque se que me entendeis.

Voy a seguir paseando, y a seguir disfrutando de esta excitante ciudad.
Un beso enorme
Isabel Leyva

Se podría decir que soy una adicta a Nueva York, desde 2002 he visitado la ciudad en 39 ocasiones y sigo sumando. Esta no es una guía más de Nueva York, es 100% personal y está escrita con el corazón, en ella comparto contigo mis recomendaciones más especiales, lugares fuera de las guías habituales que harán que te enamores de la ciudad.

Publicado el: 13 junio, 2012. Actualizado hace: 4 semanas

POSTS QUE TE PUEDEN GUSTAR

23 comentarios en “Mis emociones desde Nueva York”

  1. Me has emocionado a mí sólo con leerte, así que no me puedo imaginar lo que pasaría si volviera algún día jeje. Es una buena manera de relativizar las cosas, y dejar de pensar que somos el ombligo del mundo y nuestros problemas son los más importante porque es mentira! disfruta!

  2. Ay Is! Qué nudo me has puesto, yo aún sigo pensando en los 10 días que estuve y sigo emocionándome…Seguro que es por la emoción del momento, pero en breve empezaras a sonreir y no podrás parar!!
    Bss

  3. Que bonito que tener un sitio donde te sientes asi cada vez que vas y que no pierda la magia con el paso del tiempo justo hoy lo pensaba con una de tus fotos.Que tendra Ny q te enamora y te egancha?Y es esa ilusiom de sentarte en um banco a ver pasar la gente y disfrutar solo con eso o ver una peli y reconocer un sitio donde has estado y emocionarte.Disfruta un monton!!! aunque esta claro que lo estas haciendo.mil besos!!!

  4. Sinceramente te digo q eso mismo me pasa a mi con Roma. Is en serio te lo digo,tienes q conseguir la manera de irte a vivir alli una temporada, un año aunq sea, lo recordarás toda tu vida….

  5. Ay Is, creo que es una suerte que algo te provoque emociones tan intensas, incluso después de tanto tiempo. Estoy con Dina, tienes que irte a vivir allí una temporada! (una excedencia, trabajar desde casa, no sé, tiene que haber alguna manera)

  6. Te comprendo totalmente, a mí me pasa lo mismo. Solamente con sentarme en algún banco (por ejemplo en South Street Seaport mirando al Brooklyn Bridge) me siento así. El año pasado casi me echo a llorar sentada en el Sheep Meadow tomando una limonada con hierbabuena del Le Pain Quotidiane y es que es una ciudad que te llena solo con respirarla … y no hace falta más.

  7. yo sabía que vosotr@s me entenderíais, saber que no soy la única que le pasa, no os imagináis el bien que me ha hecho leeros y lo mucho que me ha tranquilizado

    me gustaría mucho venir una temporadita, creedme, pero las obligaciones me lo impiden, al menos por ahora

    mil gracias

  8. Is, que te dé igual la gente y llora. No reprimas tus sentimientos, sobre todos esos que sientes con el corazón y salen de dentro, así que no te escondas en un rincón, llora mientras andas, mientras sonríes de emoción, pero llora de felicidad. Un besazo enorme

  9. Hola niña!! Es bonito emocionarse…yo soy súper emotiva también y me emociono con mil cosas. Una de ellas es como tú. cuando estoy en una ciudad que me hace sentir viva y llena de felicidad, y eso me pasa con Londres y con Nueva York, esas 2 ciudades, no sé qué tienen que me encantan!!
    Disfruta de tu experiencia alli!!
    Besitos

    http://laotracolumnadecarrie.blogspot.com.es/

  10. Preciosa!!!!! Que identificada me siento con tus sentimientos y emociones!!!!! Gracias por expresarnoslos, vaya acto de generosidad más grande, la verdad es que es una maravilla ver y vivir la felicidad de alguien en estos tiempos tan extraños que estamos viviendo por aquí, en serio, te entiendo perfectamente, porque ya sabes que mi amor por esa ciudad es también inmenso y te repito disfruta, disfruta y disfruta.
    Besuquinesgordotes

  11. Jo Is, leyéndote me he acordado de este verano, cuando fui a ver el David de Miguel Ángel… Fue girar el pasillo y verlo dominando la estancia, que empecé a llorar como una tonta! Para mí se realizó un sueño! Así que te entiendo perfectamente!
    Un besito y ojalá un mundo en el que no tengamos que esconder nuestras emociones!

Deja un comentario