Consigue mesa en The Blue Box, la cafeteria de Tiffany’s Nueva York

¿Quién no sueña desayunar en Tiffany’s Nueva York a lo Holly Golightly? Ni te imaginas la de ocasiones que he visto a mujeres frente a los escaparates de Tiffany’s sosteniendo un croissant mientras inmortalizaban el momento.

Y es que «Desayuno con diamantes» es una de las películas más emblemáticas de nuestros tiempos, así que era cuestión de tiempo que en Tiffany’s se pusieran las pilas y abriera su propio café.

En 2019 ¡por fin! conseguí mesa para desayunar en Tiffany’s, no fue nada fácil y te voy a contar cómo lo logré, pero antes… quiero ponerte en situación.

interior cafe The Blue Box

Dónde está la cafeteria de Tiffany’s y horario

La cafetería de Tiffany’s, llamada The Blue Box, está situada dentro del edificio que la joyería Tiffany’s Nueva York tiene en el número 727 de la 5th Avenida.

Para acceder a The Blue Box debes entrar por la puerta principal de la joyería y al final verás los ascensores, llama al ascensor y cuando llegue el botones te invitará a entrar y te preguntará a qué planta vas.

La cafetería de Tiffany’s está en la 6ª planta del edificio y si te preguntan, puedes decirle que tienes una reserva para The Blue Box.

En la 6ª planta encontrarás también objetos de decoración y souvenirs de Tiffany’s muy muy chulos, puedes ver algunos aquí arriba, eso sí, prepara la visa oro porque son tremendamente caros.

Inclusive puedes comprar la vajilla y cubertería que encontrarás dentro de The Blue Box.

Si NO tienes reserva para The Blue Box puedes visitar esta planta pero NO puedes acceder a la cafetería ni tan siquiera para hacer fotos.

El horario de The Blue Box es de…

  • Lunes a sábado de 10h a 17,30h, la última mesa es a las 17,30h
  • Domingos de 12h a 16,30h, la última mesa es a las 16,30h

cocina The Blue Box

El menú de la cafeteria de Tiffany’s y precios

El menú está ideado por Daniel Boulud, un chef francés que ya tiene en Nueva York 7 restaurantes.

Una de las mejores cosas de The Blue Box es que los menús son cerrados y los puedes pedir a cualquier hora del día.

Aunque no es uno de los lugares de Nueva York donde poder comer barato, te diré que pensaba que era mucho más caro, no hay que olvidar dónde estamos.

Te dejo arriba el menú para que puedas empezar a pensar qué te gustaría pedir, pero de todas maneras te lo traduzco brevemente por aquí abajo para que te hagas una idea.

BREAKFAST AT TIFFANY

  • El desayuno de Tifffany’s cuesta $59
  • Incluye café o té, a tu elección.
  • También frutas de temporada, bayas y croissant con Nutella, mantequilla de miel y mermelada agria de cereza y arándano.
  • Y también croissant, magdalena, huevo y otras delicias.
  • Puedes consultar el menú desde aquí.

SEASONAL MENU

  • La comida cuesta $42 (sé que ha subido su precio, pero no está indicado)
  • No incluye bebida, pero yo me pedí tap water que es gratuita.
  • Tampoco incluye postre.
  • Puedes consultar el menú desde aquí.

TIFFANY TEA

  • El Tiffany tea cuesta $98.
  • Incluye una selección de té de la marca Bellocq.
  • Y una selección increíble de dulce y salados en forma de sandwiches.
  • Puedes consultar el menú desde aquí.
A tener en cuenta, en The Blue Box no admiten efectivo, por lo que sí o sí deberás pagar con tarjeta de crédito o débito.

Cómo conseguir mesa en The Blue Box

La cafetería de Tiffany’s abrió en noviembre de 2017 y como sabes, viajo a Nueva York 2/3 veces al año, así que desde el primer día ya empecé a intentar conseguir mesa, sin ningún éxito por cierto.

Te explico la mecánica.

  • Las reservas solo se pueden hacer mediante la aplicación móvil o web de Resy.
  • Lo primero que te sugiero que hagas si quieres ir a desayunar a Tiffany’s, es que te registre en Resy (abrir una cuenta), ES IMPRESCINDIBLE y luego lo entenderás.
  • También es importante que introduzcas los datos de tu tarjeta de crédito/débito, es necesario por si cancelas la reserva e imprescindible para poder reservar (si lo haces a posteriori, perderás tiempo y puedes perder tu reserva).
  • Las reservas pueden hacerse con máximo a 30 días vista, es decir, si hoy es 2 de septiembre a las 9h de la mañana hora de Nueva York, puedes reservar mesa para el 1 de octubre.
    La mecánica (por si alguna vez lo has hecho) es la misma que utilizan muchos restaurantes de estrella Michelin.

Si accedes ahora a la web de Resy como si quisieras reservar, verás que te aparece una imagen similar a la de abajo, está todo completo.

Insisto, yo he tardado casi dos años en conseguir mesa.

reserva resy The Blue Box

Así que hay dos maneras de conseguir mesa.

OPCIÓN A. Como antes ya te avanzaba, 30 días antes de tu viaje debes estar cada día a las 9h (hora de Nueva York) intentando conseguir mesa.

Se agotan en menos de 5 minutos, palabrita, así que debes ser puntual y muy rápido.

OPCIÓN B. Yo nunca tuve manera de conseguirla de esta manera así que en este último viaje cambié la estrategia. Como las reservas pueden hacerse hasta 30 días antes, lo que hacía era seleccionar el día que quería ir y le indicaba «avísame» en el caso que alguna mesa se liberara.

Y así lo hacía con todos los días de mi estancia, si iba a estar 7 días, pues seleccionaba cada uno de los días de mi estancia y le decía que me avisara si había alguna cancelación, y sorprendentemente ¡hay muchísimas!

  • Es IMPORTANTÍSIMO tengas descargada en tu móvil la aplicación de Resy y con la sesión abierta.
  • También activa las notificaciones en el móvil de Resy, ya que cuando hay una cancelación te llega un mail al correo que informaste y además si tienes las notificaciones activadas, el aviso.
    Las primeras veces no tenía las notificaciones y siempre perdía las reservas porque veía los mails tarde, hasta que las activé, por eso te lo digo.
  • En cuanto te llegue la notificación (o mail) accede lo más rápido que puedas y sin titubear, selecciona la mesa disponible y resérvala.

Ese aviso no solo te llega a ti, llega a todas las personas que están en lista de espera, por eso insisto en este último punto porque yo perdí varias mesas por dormirme en los laureles durante 30 segundos, desafortunadamente la demanda es tan alta que va a ser muy difícil que puedas escoger hora.

El «secreto» es tener el móvil cerca y a la que suena, acceder lo más rápido posible, bueno, así es como yo conseguí mesa.

Durante los días que estuve en Nueva York cada día me llegaban mínimo 3 avisos de cancelaciones, así que oportunidades tuve, lo que pasa es que no siempre estaba pendiente del móvil y perdía la ocasión.

Y por último varios datos importantes que quiero puntualizar.

  • Si no tienes reserva no hace falta que vayas en persona a preguntar si hay disponibilidad, es prácticamente imposible que esa mesa libre no se haya cubierto con la lista de espera.
  • The Blue Box es una cafetería muy pequeñita, más o menos puedes verlo por las fotos, por eso se agotan tan rápido.
  • No puedes escoger dónde quieres sentarte.
  • La hora de tu reserva es cuestión de suerte, difícilmente vas a poder escoger a qué hora quieres ir, la demanda es demasiado alta todavía.
  • Sé súper puntual, ni más tarde ni más pronto, a la hora que tienes la reserva debes estar frente a la entrada, si llegas tarde perderás la reserva.

cafeteria de Tiffany's

Mi experiencia en la cafetería de Tiffany’s, The Blue Box

Bueno, por la foto superior puedes ver mi cara de felicidad (o atontamiento) que tenía. Iba sola, por lo que le pedí a la camarera que me hiciera una foto para poder inmortalizar el momento.

Llegué mínimo 15 minutos antes, soy una ansias (odio llegar tarde) y llego siempre con mucho tiempo allí donde vaya, así que a la 12h estaba como un reloj en la entrada de The Blue Box.

Las mesas son la gran mayoría de 2 personas, así que me sentaron en una junto a la ventana, ¡suerte la mía! tenía unas vistas espectaculares a la 5th avenida y a Central Park.

cafeteria de Tiffany's vistas

Y además estaba justo frente a la cocina, por cierto es súper chiquitita y se ve todo lo que están haciendo, así que podía ir viendo como iban saliendo los platos mientras se me hacía la boca agua.

Dudé bastante sobre cuál de los menús pedirme, veía las mesas que tenía cerca y todo me apetecía la verdad, ¡es Tiffany’s leches! era imposible que nada pudiera estar malo.

Como me había levantado muy temprano, decidí optar por la comida y así era como si hiciera el brunch, me pedí el Hamachi Crudo y el Olive oil poached skuna bay salmon.

Tengo que decirte que estaba todo delicioso la verdad, no te quedas a reventar… pero bien.

cafeteria de Tiffany's menu
cafeteria de Tiffany's menu

Desde que me sentaron en ningún momento me levanté para hacer fotos, nadie lo hacía y todo el mundo se comportaba, así que me pareció fuera de lugar levantarme (y eso que necesitaba fotos para el blog).

Así que cuando salí del café aproveché para «lanzar» fotos al aire, no quería molestar a nadie con las fotos pero el maitre enseguida me invitó a abandonar el café, concretamente me dijo «step out the café please».

Personalmente me sentó bastante mal porque no me había detenido ni 5 segundos y acababa de comer, me parecía fuera de lugar me llamara la atención, jamás me había pasado.

Yo había ido súper ilusionada, había pagado por vivir la experiencia, digamos que soy una persona que puedes llevar a cualquier sitio y quienes van a The Blue Box también quieren vivir la experiencia e inmortalizarla.

La cafetería de Tiffany’s es un lugar turístico, dejemos esto claro, por supuesto hay gente local pero la gran mayoría son turistas que van cargados con la cámara de fotos. Seguro que tú también harás fotos.

Mi sensación fue que Tiffany’s siempre ha tenido un cierto status de lujo y con la cafetería ha logrado llegar a todo el público, pero eso tiene su parte negativa y creo que no lo llevan muy bien.

No digo que mi camarera me sirviera mal, para nada, pero fue forzado y cuando le pedí que me hiciera una foto (que sé que no es su trabajo), digamos que no lo hizo entusiasmada.

Y por cierto, cuando llegué a casa me llegó un mail para que diera mi opinión del restaurante y por supuesto hice saber lo ocurrido, me contestaron directamente The Blue Box y me pidieron disculpas.

En fin, quería compartir contigo también la parte mala, aunque por supuesto no pienso volver, sí que tengo que decirte que prefiero quedarme con el haber podido cumplir mi sueño de desayunar en Tiffany’s.

Me gusta hablar solo de lo que conozco para poder explicar mi experiencia en primera persona, por eso hasta ahora no habías visto en el blog ningún artículo relacionado con la cafetería de Tiffany’s, ¡ya me contarás si vas!

Artículo publicado por primera vez en junio de 2019 y actualizado en agosto de 2023



Planifica tu viaje a Nueva York

Ahorra $4 en gastos de gestión y un 10% de descuento extra en tu entrada al espectacular observatorio Summit comprando tu entrada desde aquí

Ahorra en las entradas a observatorios, museos, tours... ¡hasta un 50% de descuento! con esta tarjeta turística MÁS ¡un 5% de descuento extra anotando mi código NuevaYork

No viajes sin seguro de viaje ¡nunca sabes lo que puede ocurrir! contrátalo desde aquí con 5% de descuento extra

No te quedes sin tu entrada para un musical de Broadway y/o para un partido de la NBA ¡es todo un espectáculo! SIEMPRE compro mis entradas desde aquí

Estos son los tours y excursiones que te recomiendo por Nueva York, el tour de contrastes VIP es un imprescindible.

Reviews de hoteles baratos en Nueva York ¡con vídeos hechos por mí! Reserva desde aquí al mejor precio y cancelación gratuita.

ISABEL LEYVA - Enamorada de Nueva York

¡Hola! Mi nombre es Isabel Leyva y se podría decir que soy una adicta a Nueva York, desde 2002 he visitado la ciudad en 50 ocasiones y sigo sumando. Esta no es una guía más de Nueva York, es 100% personal y está escrita con el corazón, en ella comparto contigo mis recomendaciones más especiales, lugares fuera de las guías habituales que harán que te enamores de la ciudad. Puedes ver la entrevista que me hicieron en el canal Telemundo en Nueva York para el programa Acceso Total NY.

POSTS QUE TE PUEDEN GUSTAR

15 comentarios en «Consigue mesa en The Blue Box, la cafeteria de Tiffany’s Nueva York»

    • Pues la verdad es que no lo sé, yo estuve el tiempo suficiente para comer. En España tenemos mucha tradición con la sobremesa pero es algo que en Estados Unidos no se suele hacer, van más a la idea.

      Responder
  1. Gracias por este Post tan ideal y con tanto charme. Lo que dudo es que mi marido pudiera valorar todo lo chic y elegante frente a todo lo malo. Máxima dificultad en las reservas, y los menús cerrados. Tendré que esperar a ir con una amiga, ya que no tengo hijas. Veo que solo nosotras podemos valorar lo que vale. Mil gracias por incluirme entre los privilegiados que han leído este precioso Post, yo me conformaré con acudir enfrente a los bajos del Plaza a comerme un delicioso Lobster Roll de Luke’s.

    Responder
  2. Gracias por compartir el «truco», lo intentaré a ver si lo consigo. Aunque si no puedo no pasa nada, tengo tantos otros sitios que no me quiero perder … Casi prefiero una tarta o un helado en serendipity (por cierto una de mi pelis favoritas)

    Responder

Deja un comentario